999 turbo. Hay gente que no tiene perdón.

Un pasito por debajo de los delincuentes comunes, hay un grupo de degenerados que no utiliza como arma la violencia, sino que exhibe su crueldad deformando la belleza que la mayor parte de la sociedad venera.
Este grupo está formado principalmente por constructores de edificios “en primera linea de mar”, pseudo-cantantes de Operación Triunfo, y truñeadores de Ducati’s.
De todos ellos, el peor sin lugar a dudas, es Walt Ross.
Cada torturador tiene su justificante, y el de este señor, supongo q habrá sido “considerar insuficiente” la potencia que proporcionaba su 999 R.
Para solventar este “fallo”, no tuvo reparos en utilizar como base una moto que, en 2003, había ganado un concurso de elegancia. Le acopló un turbo Garrett GT2860RS y un intercooler que parece el jodido radiador de un Lada.


Espero, por su bien, que ganase los caballos necesarios para huir de los ducatistas enardecidos.

1 comentario en “999 turbo. Hay gente que no tiene perdón.

  1. Pero que ignorancia la suya, un motor turbo cargado es una obra de arte, estoy de acuerdo con el intercooler, pero su forma de expresarse es muy repulsiva aprenda a criticar y no dañar la imagen de algo que tal vez usted jamas entenderá buen dia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Todas las marcas