Una patada en los huevos a la ingeniería

A primera vista acojona, pero si la miras al detalle, terminas concluyendo que sin transmisión ni frenos… no llegará lejos.
A mi gusto no es lo más grave. Si me dan a elegir, prefiero echar andar en cualquier otra moto sin frenos, que fiarme de esta y su exuberante basculante monobrazo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Todas las marcas